JUAN VILAPLANA SOUSA

ADMINISTRADOR DEL MARQUES DE DOS AGUAS EN ONIL
NACIO EN 1850 EN ONIL.
DESDE 1887 HASTA 1909 FUE ALCALDE Y CONCEJAL EN VARIAS LEGISLATURAS.
1908 DEJA EL CARGO DE ADMINISTRADOR DEL MARQUES.

martes, 14 de junio de 2011

Tormenta de julio 1935

Foto de la casa del Hort.


El 13 de Julio del 1935 sobre las cuatro de la tarde descargo una tormenta en toda la zona norte de Alicante, en la sierra de Onil, Reconco de Biar la fuerte tromba arreciaba cuesta bajo hasta la llanura del armajal quedo como una autentica laguna.
En Onil según la prensa de la época destrozo viñedos, almendros, olivos, algarrobos, arrasando las mieses segadas que han desaparecido. Esta interceptada en grandes extensiones la carretera para Alcoy, Yecla y Sax.
Respecto a Castalla por ejemplo decía: Viento y agua en todo el termino y piedra abundante. Quedaron inundadas la mayoría de las viviendas principalmente en las calles Convento, Prosperidad y Capitán Sancho donde desemboca el barranco “ La Xulla” en cuyos lugares las aguas alcanzaron un metro de agua, demandando los vecinos auxilio, que les presto La Guardia Civil, que además, levanto el espíritu del vecindario como su heroico comportamiento. Bastantes casas más viejas corren el peligro de derrumbarse. El alcalde D. Valeriano Pastor con otros esforzados vecinos y la Benemérita merecen elogios. Las aguas han arrasado cosechas y millares de gavillas de mieses, arrancando árboles corpulentos. Quedando taponado el puente de la carretera sobre el rió Verde e interceptada dicha vía en gran trecho. Es imposible calcular las perdidas, hasta ahora no se ha registrado desgracia alguna.
Se hace referencia a Villena, Penaguila, Benifallin, Tibi, Sax, Biar en la cronica del ABC del 16 de Julio.

En los días sucesivos la crónica del madrileño periódico ABC hacía referencia a la catástrofe que sufrió el sureste de España, tanto en la provincia de Murcia, como el norte de Alicante.
Podemos destacar la visita a los pueblos damnificados del Gobernador Civil D. Antonio Vázquez acompañado del ingeniero jefe del Servicio Agrónomo, han recorrido la zona en automóvil, también haciéndolo por separado el Diputado Agrario Sr. Alberola con un grupo de correligionarios.
La autoridad gubernativa trae una impresión desoladora de los enormes perjuicios que han experimentado varios pueblos, principalmente Castalla, donde hubo que derribar tabiques de muchas viviendas para dar curso al agua y evitar el derrumbe de los edificios. Numerosas familias estuvieron más de veinticuatro horas sin poder percibir auxilios y el Grupo escolar sufrió daños, hubo la necesidad de suspender las clases.
Solo en el termino de municipal de Castalla se calculan en dos millones de pesetas. En esta localidad el gobernador tuvo que dirigir la palabra desde el balcón de la Ayuntamiento para levantar el espíritu del vecindario que esta en efectos de una gran depresión, así como los restantes pueblos visitados, donde la presencia de la autoridad produjo una reacción favorable.
El alcalde de Castalla convocara a una reunión a los alcaldes de Biar, Onil, Tibi y Villena, como localidades más perjudicadas para aunar esfuerzos de todas y suscribir una solicitud conjunta de socorros y elevarla al Gobierno.